Casa Milà (La Pedrera): Una obra de arte total

La Casa Milà (1906-1912) es un edificio construido por el arquitecto Antoni Gaudí por encargo de Pere Milà y Roser Segimon. El nombre del edificio, «Casa Milà», se debe a este hecho, fue la nueva residencia de la familia Milà. El matrimonio ocupó el piso principal y alquiló el resto de viviendas.

La Casa Milà es el edificio civil más emblemático de Antoni Gaudí, tanto por sus innovaciones constructivas y funcionales como por las soluciones ornamentales y decorativas. Se trata de una obra de arte total.

Conocida como “La Pedrera” por su aspecto exterior, parecida a una cantera a cielo abierto, presenta formas extraídas de la naturaleza.Fue la última obra civil de Gaudí y supuso la ruptura con los esquemas de su tiempo.

Historia:

Barcelona 1900

En 1900 el Paseo de Gracia era la avenida más importante de la ciudad, donde se empezaron a construir edificios emblemáticos, se instalaron los mejores teatros y cines y las tiendas, restaurantes y cafeterías más exclusivas.

Fue también donde los burgueses más adinerados y con más empuje decidieron edificar sus casas y, en una carrera de osadía y exhibicionismo, encargaron los proyectos a los arquitectos más prestigiosos del momento.

historia pedrera paseo gracia barcelona

Una casa para los señores Milà-Segimon

En 1905 Pere Milà y Roser Segimon contraen matrimonio. Atraídos por la fama del paseo de Gràcia, compran una torre con jardín que ocupa una superficie de 1.835 metros cuadrados y le encargan al arquitecto Antoni Gaudí la construcción de su nueva residencia con la intención de ocupar el piso principal y alquilar el resto de las viviendas: La Casa Milà.

La construcción (1906-1912)

La construcción de la Casa Milà despertó mucho interés y se le hicieron varios reportajes como el de la revista L’Edificació Moderna, publicación de la patronal de los constructores.

Se explica que Gaudí se preocupaba de satisfacer las necesidades de la vida moderna «sin que la naturaleza de los materiales ni sus condiciones de resistencia sean obstáculo que limite su libertad de acción», y describe la estructura de columnas como una novedad para lograr espacios de grandes dimensiones y muy luminosos.

La construcción del edificio fue compleja, con problemas financieros y legales, y no estuvo exenta de polémica. Gaudí cambiaba constantemente sus proyectos para ir modelando el aspecto y estructuras del edificio.

El arquitecto fue mucho más allá de la estimación presupuestaria prevista y no respetó los reglamentos del Ayuntamiento: el edificio era ilegal en el volumen construido. La parte del desván y la azotea excedían el máximo permitido y uno de los pilares de la fachada ocupaba una parte de la acera del paseo de Gràcia.

Cuando Gaudí supo que un inspector había pasado para alertar al constructor, Sr. Bayó, de estas ilegalidades, dejó instrucciones muy precisas. Si volvía a pasar y había que cortar la columna, haría poner una placa «el pedazo de columna que falta ha sido cortado por orden del Ayuntamiento».

Finalmente, la Comisión del Eixample certificó que el edificio tenía carácter monumental y no debía ajustarse estrictamente a las ordenanzas municipales, aunque los Milà tuvieron que pagar una multa de 100.000 ptas. para legalizarla.

El matrimonio Milá discutió con Gaudí por sus honorarios hasta llegar a los tribunales. Gaudí ganó la demanda y Roser Segimon tuvo que hipotecar la Casa Milà para pagar las 105.000 ptas al arquitecto, que hizo donación a un convento de monjas.

Primeros inquilinos

En los primeros años se publican en el periódico La Vanguardia diversos anuncios destacando habitaciones para alquilar en la Casa Milà, solicitando servicio para alguno de los inquilinos y hasta había una profesora que daba clases de inglés, Miss Dick.

Entre los inquilinos, la Pensión Hispano-Americana (1912-1918) situada en el entresuelo; Alberto I. Gache (Buenos Aires, 1854-Montevideo, 1933), cónsul de la República Argentina a Barcelona, que residió en el 1º- 2ª desde el 5 de agosto de 1911 hasta finales del 1919; la familia Abadal,que se instalaron en el 3º 1ª, y vivieron del 1912 hasta finales de 1930. Asimismo, tenemos noticia que el príncipe egipcio Ibrahim Hassan (El Cairo, 1879 – Barcelona, ​​1918) falleció en su domicilio de La Pedrera en el Paseo de Gracia 92.

Y la familia Baladia, industriales textiles, tuvieron alquilado el piso 2º 2a como pied a terre, es decir, un lugar céntrico, práctico y “pequeño” para quedarse las noches que salían tarde de la ópera del Liceo, del Palau de la Música, del teatro o de alguna fiesta en la ciudad.

A partir de 1929 se fueron instalando comercios en los bajos del edificio, como la famosa Sastrería Mosella, que estuvo más de 80 años.

En 1947 Roser Segimon, viuda desde hacía 7 años, vende el edificio a la Inmobiliaria Provenza, pero siguió viviendo en el piso principal hasta su muerte, en 1964.

 

Historia reciente

Después de muchos años de abandono, la Casa Milà “La Pedrera” – declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1984, fue restaurada y abierta al público como centro cultural el 1996.

Actualmente, des de enero de 2013, el edificio es la sede de la Fundación Catalunya La Pedrera y aloja un importante centro cultural de referencia en la ciudad de Barcelona por el conjunto de actividades que organiza y por los diferentes espacios museísticos y de uso público que aloja.

 

La Pedrera inédita

Uno de los proyectos de la Fundación es “La Pedrera inédita”, que contribuye a ampliar el conocimiento de este edificio de más de 100 años de historia.

Toda la documentación relativa a La Pedrera se puede encontrar en este espacio web «La Pedrera inèdita».Se trata de descubrir y custodiar fotografías, imágenes de cine, documentos escritos y relatos orales hasta ahora inéditos, o muy poco conocidos, relativos a la historia de la Casa Milà entre los años 1906-1986.

Fuente: lapedrera

  • Fecha – 01/11/2020
  • Escrito por – Haider Ali

EMpresa

Ignacio Egea está dotado de una larga y variada experiencia en el ámbito turístico y de servicio al cliente y se caracteriza por su formación y capacidad comunicativa. La atención personalizada que ofrece ignacioegea hará de su visita una experiencia difícil de olvidar.

Secciones

Inicio
Quién soy
Tours
Agencias
Blog
Contacto

Tours

Private Tours
Highlights
Sagrada Familia
Parque Guell
Gótico
Montjuic
Passeig de Gràcia
Girona
Montserrat
Transfers

Legal

Aviso Legal
Política de Cookies
Política de Privacidad

© 2020 Ignacio Egea, All Rights Reserved. Hecho con ♡ en IndianWebs.